IU advierte que Aqualia podría estar defraudando al Ayuntamiento con la tasa de basuras

IU advierte que Aqualia podría estar defraudando al Ayuntamiento con la tasa de basuras

Según la información que maneja Izquierda Unida, en los pagos a cuenta, Aqualia estaría usando la parte correspondiente a la tasa de basura como remanente para hacer frente a recibos impagados de agua. La dejadez del Ayuntamiento para exigir el pago de la tasa y facturar debidamente la recogida de basuras podría estar impidiendo ingresar más de un millón de euros en ese concepto.

 

Ruiz-Berdejo (IU): “Es muy grave que Aqualia pueda estar reteniendo ingresos correspondientes a la tasa de basuras para garantizarse el cobro de otros recibos del servicio de abastecimiento de agua. Y más grave aún que, mientras los recortes siguen deteriorando el servicio de limpieza, el Ayuntamiento pueda estar renunciando a ingresos a la vez que le ríe las gracias a la multinacional”.

 

photo6021810415945754972Izquierda Unida advierte que, mientras el Gobierno Local del PSOE sigue poniendo la alfombra a la multinacional privada Aqualia, sin controlar de ningún modo la manera en que ésta anda gestionando y facturando el servicio, la empresa concesionaria podría estar defraudando al Ayuntamiento de Jerez, usando ingresos correspondientes a la tasa por recogida de basuras como remanente para garantizarse el cobro de los recibos impagados de agua.

Esto ocurre, fundamentalmente, con los recibos procedentes de las comunidades de propietarios ya que, según ha podido comprobar Izquierda Unida, algunos ciudadanos se han visto sorprendidos después de ser informados de que mantienen deudas correspondientes a la tasa de basura de recibos que ya habían satisfecho. Y es que, según ha podido saber Izquierda Unida, en muchos de estos casos, Aqualia no estaría detrayendo el cobro de la tasa de basura para hacer el correspondiente ingreso al Ayuntamiento sino que lo estaría usando como remanente para amortiguar los efectos del impago de otros recibos de agua, con la connivencia de una amplia mayoría de administradores que prefieren reducir la deuda de agua, que les va a ser reclamada, antes de satisfacer el pago correspondiente a la tasa de basuras, que el Ayuntamiento ni tan siquiera está reclamando.

No en vano, según ha podido saber Izquierda Unida, al dinero que estaría dejando de ingresar el Ayuntamiento de Jerez por esta circunstancia se suma el hecho de que, en el caso de los contadores individuales, una vez expirado el periodo voluntario de pago, las facturas quedan segregadas y que, cuando esto ocurre, Aqualia reclama exclusivamente el cobro correspondiente al servicio de abastecimiento de agua y el Ayuntamiento de Jerez debe hacer lo propio, cosa que no hace, con la tasa de recogida de basuras.

Es por ello que Izquierda Unida, que estudiará la posibilidad de poner el asunto en manos del ministerio fiscal, exige al Ayuntamiento de Jerez que controle la facturación por parte de la concesionaria. Y que, en el caso de las facturas segregadas, bonifique la tasa a aquellas familias que dispongan de menos recursos y proceda a cumplir con su obligación de ejecutar el cobro del resto. No en vano, la dejadez evidenciada a este respecto, sumada a la falta de control sobre la facturación por parte de Aqualia, podría traducirse en más de un millón de euros que no estaría siendo ingresado. Y todo ello mientras el servicio de limpieza se ve claramente afectado por los recortes que impuso el mismo Ayuntamiento.

A juicio de Raúl Ruiz-Berdejo, Portavoz del Grupo Municipal de IU, “si el Gobierno Local del PSOE cumpliera con su obligación de fiscalizar a Aqualia, en vez de ir haciéndole una campaña de lavado de imagen, seguramente la concesionaria se cuidaría de jugar con las facturas y retener indebidamente dinero público, el correspondiente a los ingresos de la basura, para usarlo como un colchón con el que amortiguar los impagos de otros recibos de agua”