IU advierte que, defendiendo los intereses de Aqualia en Torrecera, el Gobierno Local del PSOE podría estar incumpliendo la Ley de Contratos del Sector Público

IU advierte que, defendiendo los intereses de Aqualia en Torrecera, el Gobierno Local del PSOE podría estar incumpliendo la Ley de Contratos del Sector Público

Torrecera no está incluida en el pliego de condiciones firmado con Aqualia y ya aprobó en su Junta Vecinal prestar el servicio de forma directa. Defendiendo la gestión del servicio por parte de la multinacional, cinco años después de la privatización del servicio en Jerez y sin que Torrecera haya suscrito el pliego, ni privatizado el servicio, el Ayuntamiento podría estar secuestrando una competencia propia de la ELA e incumpliendo gravemente la Ley de Contratos del Sector Público.
Ruiz-Berdejo (IU): “El Ayuntamiento va a tener que explicar en base a qué usurpa las competencias de Torrecera y defiende que una multinacional privada preste allí un servicio sin contrato alguno, sólo en base a una supuesta prórroga, que va para cinco años, y haciendo caso omiso a los acuerdos adoptados por la ELA.”

IMG_2660Izquierda Unida advierte que el Gobierno Local del PSOE en Jerez, en su afán de satisfacer los intereses de la multinacional privada Aqualia, podría estar incumpliendo seriamente la Ley de Contratos del Sector Público. No en vano, hay que recordar que ni Torrecera, ni Estella, ni Guadalcacín, suscribieron jamás el pliego de condiciones mediante el cual el Ayuntamiento de Jerez privatizaba el servicio de abastecimiento de aguas en el término municipal. Es más, las citadas ELA se encuentran explícitamente excluidas del acuerdo suscrito con la multinacional.

Desde entonces, pese a que se aceptó la formalización de una prórroga por el tiempo imprescindible hasta que las citadas ELA aprobaran la forma en que prestarían el servicio, el Ayuntamiento de Jerez no ha hecho otra cosa que obstaculizar los trámites que debían completar cada una de las tres pedanías y, en el caso concreto de Torrecera, desoír los acuerdos aprobados en Junta Vecinal. Es por ello que, defendiendo la gestión de Aqualia en Torrecera, el Ayuntamiento de Jerez no está sólo secuestrando una competencia propia de la ELA, recogida expresamente en el artículo 123 de la LAULA, sino que podría estar incumpliendo gravemente la Ley de Contratos del Sector Público, haciendo prevalecer el interés de una multinacional por encima de los acuerdos del órgano competente para decidir sobre la prestación del servicio público, la Junta Vecinal de las ELA, y tratando de perpetuar una situación irregular, como lo es el hecho de que Aqualia reivindique la prestación de un servicio que no tiene contratado y por el que ni siquiera ha pagado un céntimo, en base a una prórroga, sin limitación de tiempo, que iría más allá de los supuestos recogidos en la Ley de Contratos del Sector Público.

Es por ello que, a juicio de Izquierda Unida, la responsabilidad de que, a día de hoy, se esté produciendo una doble facturación en Torrecera es exclusiva del Gobierno Local del PSOE en Jerez, que hasta la fecha ha sido incapaz de defender la soberanía y legitimidad de las ELA para atender las competencias que tienen encomendadas y, en su lugar, ha optado por abanderar la defensa del interés privado de una multinacional, como Aqualia, defendiendo que ésta intente facturar un servicio que no sólo no tiene contratado, sino que en algún caso, como Torrecera, ni tan siquiera está gestionando.

Según Raúl Ruiz-Berdejo, Portavoz del Grupo Municipal de IU en Jerez, “el Gobierno Local del PSOE pudo posicionarse junto a las ELA en el cumplimiento de la voluntad de los vecinos y su deseo de apostar por el agua pública. No sólo no lo ha hecho, sino que, haciendo caso omiso a los acuerdos adoptados en las Juntas Vecinales, ahora reivindica el servicio para una multinacional privada que lleva cinco años intentando cobrar a los vecinos por un servicio  que no ha contratado y que, en el caso de Torrecera, ni tan siquiera está gestionando”.

IU Jerez considera que, posicionándose una vez más en favor de los intereses de la multinacional privada, el PSOE vuelve a evidenciar de qué lado está. Del mismo que ha estado siempre, cuando privatizó el servicio en las ELA en las que gobernaba. Que sepa que Izquierda Unida estará enfrente, defendiendo el interés y la voluntad de los vecinos, expresada en las urnas, frente a quienes sacrifican, una y otra vez, nuestros servicios públicos para satisfacer los designios de grandes empresas privadas como Aqualia.