IU Jerez continúa recogiendo reivindicaciones vecinales para convertirlas en iniciativas políticas

IU Jerez continúa recogiendo reivindicaciones vecinales para convertirlas en iniciativas políticas

La formación de Izquierda celebra su segunda asamblea de rendición de cuentas en el Pago San José, donde además de representantes de la asociación vecinal, participó la Asociación de Mujeres “El Pino Grande”.

 

pago San JoseLa campaña de participación vecinal “Los barrios toman la palabra” iniciada recientemente por Izquierda Unida celebró el día de ayer su segunda asamblea de rendición de cuentas, en esta ocasión, en la barriada del Pago de San José.

A la cita acudió su portavoz municipal, Raúl Ruiz-Berdejo, así como del coordinador local, Juan Antonio Jiménez Campos, y otros miembros del Consejo Político de Izquierda Unida.

 Tras recorrer aquellos espacios del barrio que los vecinos han precisado dar a conocer a la formación de izquierdas, los representantes de la misma y los asistentes siguieron con el intercambio de impresiones en el Centro de Barrio Pago San José. Como se hizo en la barriada de Torresblancas, Raúl Ruiz-Berdejo explicó a los vecinos y vecinas el objeto de estas reuniones que quieren desarrollarse por los barrios de Jerez: mantener activo el necesario diálogo de la administración local con las necesidades reales e inmediatas de la ciudadanía de Jerez. En palabras de Ruiz-Berdejo: “Se trata de recoger las peticiones del barrio. No queremos separarnos de la vida vecinal, sino todo lo contrario: queremos romper la insalubridad de la escasa relación que suele haber entre el ayuntamiento y la vida cotidiana del municipio. El único sentido que tiene que estemos en el ayuntamiento es que estemos impregnándonos de las reivindicaciones de la calle y las convirtamos en iniciativa política”.

El concejal, siguiendo el sentido del título de estos encuentros, rindió cuentas sobre las acciones que el grupo municipal de IU ha desarrollado desde el inicio de este gobierno en materia de políticas sociales y económicas, principalmente. De este modo, hizo repaso de las diversas medidas llevadas a cabo en defensa del agua como bien público, del derecho a la vivienda o la propuesta del Plan de Desarrollo Rural, entre otras.

A continuación, tomaron la palabra los representantes de la asociación vecinal, quienes explicaron detenidamente las necesidades que sufre la barriada y plantearon cuestiones de interés con la idea de la mejora de la vida en el barrio. El presidente de la Asociación de Vecinos del Pago San José, Juan Marchena, insistió en la necesidad de proveer al centro de barrio del acondicionamiento estructural necesario para limitar los problemas de sonido que tienen en el desarrollo de sus actividades. Problemas —afirman— que vienen arrastrando desde hace años y que, a pesar de las promesas electorales de los anteriores gobiernos, nunca han llegado a ser atendidos. Algo más que incertidumbre les crea la existencia de una antena de telefonía móvil ubicada a escasa altura en una zona del barrio. Aunque, según les han informado, no está en funcionamiento, los vecinos expresan el deseo de poder corroborar dicha información y garantizar la salubridad de la zona: ha habido casos de cáncer que no pueden vincular directamente a la antena, pero no deja de sembrar el temor y la duda.

Así mismo se expresó la Asociación de Mujeres “El Pino Grande”, cuya presidenta, Ana María Moreno, subrayó la necesidad de establecer unos planes de actuación más cuidadosos y considerados con las distintas realidades de urgencia que existen entre sus vecinos, pues estas se han visto desatendidas en ocasiones al centrarse el foco de actuación, solo y exclusivamente, en la marginalidad social más extrema. La prioridad es lógica —aclara—, pero deja fuera muchas necesidades que no entran dentro de este extremo, pero que son igualmente importantes. Por otro lado, las representantes de la asociación comunicaron a la formación su deseo de que uno de los parques que se van a inaugurar próximamente  se llame como la asociación de mujeres —“El Pino Grande”—. De este modo, no solo se reconocería la labor social y comunitaria de las mujeres de este barrio, sino que se favorecería la creación de espacios dedicados a las mujeres en Jerez, más que escasos actualmente.

También se subrayó el mal estado del asfaltado en distintas zonas del barrio —como mostraron los vecinos y las vecinas previamente in situ—, así como el urgente rebaje de acera que reclama la plaza Macedonia o el abandono que experimentan solares que fueron adquiridos por empresas privadas y que actualmente son espacios muertos, además de sucios.

La organización y, expresamente, su concejal, Raúl Ruiz-Berdejo, han agradecido a todos los asistentes la participación en esta asamblea y han manifestado el firme compromiso de iniciar los distintos procedimientos posibles para trasladar e instar al gobierno socialista el conjunto de reivindicaciones justas y necesarias que la asociación de vecinos del Pago San José solicitan. Del mismo modo, tanto los representantes de las asociaciones como los de Izquierda Unida han expresado el deseo de seguir manteniendo el diálogo abierto y hacer de esta rendición de cuentas una herramienta en continuo funcionamiento, siempre dispuesta para la ciudadanía.