IU lleva la ilusión a Cuartillos ante la posibilidad de convertir la barriada en Entidad Vecinal

IU lleva la ilusión a Cuartillos ante la posibilidad de convertir la barriada en Entidad Vecinal

El delegado de Cuartillos, José Barriga (IU), cumple con su promesa electoral, iniciando el procedimiento para transformar la barriada en Entidad Vecinal con la celebración de un acto informativo sobre los requisitos y ventajas de este tipo de entidades.

 

IMG_5444El salón de la Asociación de Vecinos de Cuartillos albergó ayer lunes un acto público informativo sobe la posibilidad de “transformar Cuartillos en Entidad Vecinal”. El acto, organizado por Izquierda Unida Jerez, fue presentado por el Delegado en Cuartillos, José Barriga, y en el mismo participaron el Secretario General de la Federación Andaluza de Entidades Municipales (FAEM), Miguel G. Martínez, y Jesús Parra Orellana, Responsable del Área Rural de Izquierda Unida Jerez.

José Barriga inició el acto dando la bienvenida a los vecinos y presentando a los ponentes, incidiendo en que esta jornada responde a un compromiso electoral que hizo al presentarse a las elecciones a Delegado de Alcaldía por la barriada rural. “Es una deuda con Cuartillos el encontrar fórmulas para transformar la barriada rural en entidad vecinal”, recalcó.

A continuación tomó la palabra Jesús Parra, quien incidió en los conceptos de entidad vecinal y la problemática de Cuartillos en la actualidad. A este respecto, el coordinador del Área Rural de Izquierda Unida Jerez explicó que una entidad vecinal es una entidad de co-gobierno, por la cual, el ayuntamiento matriz, que en este caso sería el de Jerez, delega en esa entidad local una serie de elementos y competencias. “No es – recalca –  sólo una entidad de representación de los vecinos,  sino un instrumento de descentralización en un espacio concreto”. Parra criticó en esta línea la actual Ley de Bases de Régimen Local, que impide la descentralización e incluso pone en riesgo la existencia de muchos municipios en el conjunto de España. En cuanto a la situación de Cuartillos, identifica la problemática de la barriada en la regularización de las viviendas, aclarando que, si bien gran parte de las vías pecuarias ya se encuentran desafectadas, queda un largo camino por recorrer, con el objetivo último de proceder al desarrollo urbanístico. Para Parra, el empoderamiento de los vecinos de Cuartillos a través de una entidad municipal es básico para poder dirigirse a la Agencia Andaluza del Suelo y proceder a que la Junta, propietaria del suelo, de pasos hacia adelante. El objetivo es que los vecinos gestionen su barrio, proporcionando a la nueva entidad vecinal todo el patrimonio que se genere a partir de su desarrollo y no al Ayuntamiento de Jerez, acercando además a la población la gestión de su comunidad vecinal.

Por su parte, el Secretario General Federación Andaluza de Entidades Municipales, Miguel G. Martínez, comenzó su intervención haciendo hincapié en la idea de que este país no ha sido capaz aún de dotar de mayoría de edad a los pueblos, ni tan siquiera a sus ciudades, carentes de la financiación adecuada. En esta línea, recalcó, “la ley de reforma local del año 2013 intentó acabar con las entidades inferiores al municipio en casi toda España, recortando las administraciones por lo más indefenso y pequeño. Sin embargo, gracias a la oposición y presión de federaciones como la FAEM y vecinos de entidades locales autónomas en todo el país, el gobierno rectificó”. Martínez destacó que, si bien la situación de Cuartillos es compleja, se puede explorar una vía que debe llevar explícita la voluntad política del Ayuntamiento de Jerez bajo el amparo de la ley estatal, que permite crear entidades inferiores al municipio. A este respecto, se abre un posible camino que permita a Cuartillos y a otras barriadas rurales una serie de competencias como la gestión administrativa.

El Secretario General de la FAEM también explicó que realmente la figura del delegado de barriada, como es José Barriga por Izquierda Unida en Cuartillos, convierte al sujeto en un objeto de presión entre vecinos y ayuntamiento matriz, sin margen para resolver los problemas al carecer de competencias. Y es por este motivo, que la FAEM, apuntó Martínez, “lleva diciendo no a los descafeinados desde hace mucho tiempo”. En esta línea aclaró que, si ya es difícil ser alcalde de una ELA, la situación de un delegado de barrio es muy complicada.

En este sentido, recalcó que la persecución de la entidad vecinal para Cuartillos es la búsqueda de unas competencias dignas y justas para los vecinos, que podrán acceder a muchos más servicios, como la propia gestión administrativa. Es una necesidad para Cuartillos que además es posible, “porque si fue posible frenar la disolución de este tipo de entidades con un gobierno estatal de mayoría absoluta hace tres años, por qué no va a ser posible hacer de esta barriada una entidad vecinal”, concluyó.

El acto lo cerró El Alcalde de Torrecera, Manuel Bertolet (IU), quien intervino al final de la jornada para agradecer a Miguel G. Martínez y a la FAEM la labor llevada a cabo en los últimos años, fundamental para que no desaparezcan las más de siete mil entidades locales existentes en la actualidad, y animar así a los vecinos de Cuartillos en la búsqueda de este objetivo.