IU saca adelante en el Parlamento Andaluz el Derecho Humano al Agua

IU saca adelante en el Parlamento Andaluz el Derecho Humano al Agua

unnamed

El Parlamento Andaluz, aprobó la semana pasada una moción a iniciativa de Izquierda Unida en la que se insta a la Junta a definir las políticas de agua en Andalucía, con dos objetivos: garantizar el acceso al agua de toda la población en tanto que es un derecho humano y garantizar el estado ecológico de las masas de agua de Andalucía. Para ello IU defiende que la gestión integral del ciclo del agua debe ser pública.

La moción aprobada insta a  que la Junta lleve a cabo las modificaciones legislativas pertinentes para prohibir los cortes de agua domésticos para aquellos colectivos que no pueden hacer frente a su pago, así como asegurar un abastecimiento mínimo de entre 60 y 100 litros por persona y día en caso de impago justificado en cumplimiento del derecho humano al agua establecido por la UNESCO. IU denunció que hay más de 50 mil amenazas de corte del agua a familias que no pueden pagarla, rechazando la mercantilización del agua que lleva a esta situación.

En este sentido, la moción ya aprobada  plantea que se establezca un modelo de colaboración público-pública entre la Junta y los operadores públicos de agua, agrupados en AEOPAS, que permitirá acometer las más de 300 actuaciones en infraestructuras hídricas pendientes para saneamiento y depuración, y que es imposible financiar con el canon sobre el agua, por el que se recaudan entorno a 150 millones de euros al año. Aquí se puede ver en su totalidad cómo ha quedado la moción   

Esta moción permitirá dotar al plan de infraestructuras de 650 millones anuales, con los que se crearían más de 3.500 empleos, según cálculos de AEOPAS. Esto es posible por la facilidad de acceso al crédito de los operadores públicos. Esta asociación de operadores públicos lleva años aporreando la puerta de la Junta con esta propuesta, sin que hasta ahora hubiera obtenido ninguna respuesta. Mientras la Junta se ha dedicado a llamar a las puertas de los grandes monopolios privados del agua, que hacen negocio de un derecho humano.

Acerca de las consecuencias de la privatización del agua, la moción defiende la prohibición del canon que pagan las empresas privadas por la gestión del agua o que al menos, lo recaudado se destine íntegramente al mantenimiento y la mejora de las infraestructuras hídricas. “El canon del agua que pagan las empresas, lo acabamos pagando todas y todos en la factura, denunció Castro, parlamentario de IU encargado de formular esta iniciativa, señalando que lo que se recauda por el canon del agua acaba sirviendo únicamente para “enjugar” la complicada situación financiera de los Ayuntamientos.

Otra de las medidas recogidas en la moción es la creación de una oficia de la Junta para atender y asesorar a los Ayuntamientos que quieran emprender la reversión de la privatización de los servicios de agua.