La Justicia absuelve a Bertolet de otra demanda presentada por el PSOE de Torrecera

La Justicia absuelve a Bertolet de otra demanda presentada por el PSOE de Torrecera

El Alcalde de Torrecera, Manuel Bertolet, ha sido absuelto por el Juzgado de Instrucción nº 3 de Jerez de la Frontera del delito de defraudación de fluido eléctrico del que le acusó Francisco Arcila, candidato del PSOE a la alcaldía de la ELA en las pasadas elecciones municipales y futuro secretario local de los socialistas en la pedanía.
Bertolet: “Espero que el Sr. Arcila le tenga más respeto al cargo de secretario local del PSOE que el que le ha tenido al de candidato a la alcaldía o incluso a su condición de policía nacional, porque hay que recordar que ya fue condenado judicialmente por amenazas a mi persona”.

Bertolet

Manuel Bertolet, Alcalde de Torrecera, ha vuelto a ser absuelto por la Justicia ante otra demanda interpuesta por el entorno del PSOE de la pedanía, concretamente por el que fuese su adversario político para conseguir la alcaldía de la ELA en 2015, Francisco Arcila, quien próximamente se convertirá en el máximo cargo político de los socialistas en Torrecera.

En esta ocasión, la Magistrada-Jueza del Juzgado de Instrucción nº 3 de Jerez de la Frontera ha absuelto a Bertolet del presunto delito de defraudación de fluido eléctrico por el que fue denunciado por Arcila, quien en su demanda lo acusó de tener “enganchado” ilegalmente el Ayuntamiento de Torrecera a la red eléctrica de Endesa.

Bertolet se ha mostrado muy satisfecho con la resolución judicial, aunque ha manifestado estar más que cansado de tener que ir a los juzgados a defenderse de las falsas denuncias que le ponen personas afines al PSOE, con el único objetivo de echarlo de la alcaldía y poder conseguir por la vía de la difamación y la calumnia lo que no han conseguido en las urnas. Con esta, ya han sido 4 las demandas a las que ha tenido que hacer frente el Alcalde torrecereño desde que se iniciara este nuevo mandato, y de todas ellas ha sido absuelto o fueron desestimadas.

Es por todo ello que el Alcalde acusa al candidato del PSOE de llevar a cabo una campaña de acoso contra su persona desde que se enfrentaran electoralmente en 2015, y ha expresado que espera que el Sr. Arcila le tenga más respeto al cargo de secretario local del PSOE que el que le ha tenido al de candidato a la alcaldía o incluso a su condición de policía nacional, recordando que ya fue condenado judicialmente por amenazas a su persona.

Por su parte, el Coordinador local de Izquierda Unida, Domingo Pedro García, también ha querido manifestar la alegría que ha causado en la formación esta nueva sentencia favorable a su compañero Bertolet, a quien ha traslado todo el apoyo de la dirección del partido. El Coordinador de IU Jerez ha afirmado que en ningún momento tuvieron la más mínima duda con respecto a la inocencia de Manuel Bertolet, quien, como bien demuestra todo lo relacionado con este último juicio, no es sino víctima de una campaña de acoso y derribo por parte de los socialistas de Torrecera.  En este sentido, Domingo Pedro confía en que desde el PSOE le hagan entender al Sr. Arcila la importancia y la responsabilidad que supone ser el máximo responsable político de una asamblea o agrupación local, y por tanto el representante de un partido en un localidad, porque las amenazas a adversarios políticos y el afán mostrado en judicializar la actividad política a toda costa, no son las cualidades más apropiadas para un dirigente político. “Espero que con este relevo en la dirección de los socialistas de Torrecera, también cambie la forma de hacer oposición por parte del partido – ha afirmado el coordinador -,  y que se dediquen a trabajar por el pueblo con aportaciones constructivas, y no a dividir y generar problemas, que es lo que vienen haciendo durante todo el mandato”.

Con respecto al fondo del asunto, y según consta en la sentencia, Endesa, la supuesta perjudicada, ni siquiera ha comparecido a juicio, pese a haber sido citada, por lo que el informe del presunto empleado de una subcontrata de la empresa, único apoyo de la versión de Arcila, no ha sido ratificado por la compañía eléctrica. También parece ser relevante el hecho de que dicho trabajador tampoco compareciera a juicio para dar explicaciones sobre su informe y que tampoco conste que la compañía eléctrica  haya formulado reclamación alguna por defraudación de fluido eléctrico.

Frente a ello, indica la sentencia, “la explicación ofrecida por el denunciado ha sido corroborada por amplia (prueba) documental…y las pruebas testificales propuestas por la defensa han venido a corroborar en los distintos aspectos la versión ofrecida por el denunciado”. También se destaca la ratificación efectuada en juicio por parte del ingeniero que realizó el informe técnico presentado por Bertolet, así como del informe emitido por el sargento de la Guardia Civil de la Barca, quien “ha explicado que la razón de no poder acceder al local los operarios de la entidad eléctrica se debió a la falta de acreditación de los mismos”.

Los hechos objeto del juicio se remontan al 4 de noviembre de 2016, fecha en la que, aprovechando que el Alcalde se encontraba en Madrid, Francisco Arcila se presentó en el ayuntamiento de la ELA acompañado de un presunto operario de la empresa FCC, con la intención de acceder a las instalaciones eléctricas municipales para verificar la posible existencia de un fraude de suministro. Al no disponer el operario de ningún tipo de documentación que acreditara su relación con Endesa, los empleados municipales, siguiendo instrucciones del Alcalde, le negaron el acceso a las instalaciones. Seguidamente, Arcila requirió la presencia de la Guardia Civil, cuyo sargento tampoco permitió el acceso por dicha falta de acreditación profesional del operario. Tras personarse un segundo operario, cuya acreditación, además de caducada, no tenía validez para la provincia de Cádiz, no sólo no se les permitió el acceso, sino que el asunto acabó finalmente en las dependencias de la Guardia Civil, donde los agentes procedieron a identificar al primer operario, quien ni tan siquiera llevaba consigo el DNI.