Plan de Formación y Empleo para los más desfavorecidos, nueva propuesta de IU para la EDUSI

Plan de Formación y Empleo para los más desfavorecidos, nueva propuesta de IU para la EDUSI

El proyecto, que beneficiará a 150 personas de los colectivos más desfavorecidos, contempla un programa de formación en hostelería con prácticas profesionales y servicio de inserción laboral, y durante su desarrollo se elaborarán 30.000 menús que irán destinados a los comedores sociales de la ciudad.
 
Domingo Pedro: “Iniciativas como estas, de un marcado carácter social, no sólo son necesarias, sino que además son las más eficientes a la hora de invertir los fondos europeos, ya que, además de dar la oportunidad de formarse y conseguir un empleo a los que más lo necesitan, reinvierte los recursos utilizados en una gran labor social, contribuyendo a paliar el hambre de los más marginados.

 

IMG_4273Izquierda Unida inicia el año 2017 con nuevos proyectos para Jerez, en esta ocasión con el objetivo de lograr la integración laboral y social de miembros de colectivos desfavorecidos, y lo hace presentando una iniciativa que se adecúa a las líneas estratégicas 9 y 10 de la EDUSI, proyectos de integración social y fomento del empleo, respectivamente.

La iniciativa consiste en la puesta en marcha de un Plan de Formación y Empleo en el sector de la hostelería para 150 personas pertenecientes a colectivos desfavorecidos (víctimas violencia de género, jóvenes de zonas deprimida, etc.) y cuya selección será llevada a cabo por las delegaciones correspondientes.

Se establecerán dos programas en las áreas de cocina y servicio, con 5 acciones formativas cada uno, y con un total de 400 y 250 horas respectivamente de clases teórico-prácticas. Además, cada acción formativa contempla la realización de 100 horas de prácticas profesionales en centros de trabajo, algo fundamental para que los alumnos desarrollen sus destrezas en un auténtico entorno laboral  y mejoren así su empleabilidad.

El Plan también dispondrá de un servicio de inserción laboral específico, el cual se encargará de  realizar tanto el seguimiento de las prácticas en empresas como las labores de búsqueda de empleo, una herramienta fundamental para conseguir el objetivo que se persigue, la contratación laboral e integración social de los participantes.

Por otro lado, y en aras de rentabilizar al máximo los fondos invertidos, la iniciativa contempla  que, una vez superadas las primeras 200 horas de formación, los participantes en las acciones formativas de cocina elaboraren un menú diario para 150 personas, los cuales irán destinados a comedores sociales de nuestra ciudad.

Según el coordinador local de la formación de izquierdas, Domingo Pedro García, es un acierto que los fondos europeos de la EDUSI contemplen este tipo de líneas estratégicas y actuaciones, ya que Jerez necesita que desde el ayuntamiento se pongan en marcha medidas de un claro carácter social que favorezcan la integración de los colectivos más desfavorecidos. Con este proyecto, señala el coordinador, no sólo se le da la oportunidad de formarse y encontrar un empleo a estas personas, sino que además se hace una gran labor social, contribuyendo activamente a paliar el hambre de los más marginados.

El hecho de haber optado por dirigir la formación hacia el sector de la hostelería, explica Pedro García, se debe a distintos motivos. En primer lugar, porque, aunque estacional y a veces precario, el hostelero es el sector que más oportunidades de empleo genera en la provincia, especialmente para personas con la cualificación profesional necesaria, y para nosotros es fundamental que se pueda cumplir con el objetivo de insertar laboralmente a los participantes, ya que el empleo es la única vía de integración de social. En segundo lugar, porque entendemos que es fundamental que mejoremos la calidad del servicio que ofrecemos a los visitantes y turistas que vienen a Jerez, y eso sólo se consigue con profesionales bien formados, y no sólo en atención al cliente y en las técnicas básicas para realizar su trabajo, sino en las medidas higiénico-sanitarias que garanticen la calidad y salubridad de los alimentos que se ofertan. Y para finalizar, porque es una forma muy eficiente de invertir los fondos, ya que la propia actividad formativa nos da la oportunidad de generar alimentos cocinados para destinarlos a los más que desbordados comedores sociales de la ciudad.